Thursday, November 29, 2007

Here comes ...(again)


Cuál frágil cristal estrujas mi mundo...y en una milésima de segundo desvaratas mis ilusiones
...mi vida se entumece ante tu fría presencia...el pánico dilata mis pupilas...mis latidos se aceleran y un helado sudor recorre todo mi cuerpo, tiemblo indefensa perdiendo toda capacidad de reacción posible ... tu ira y mi dolor envenenan mi sangre...prisionera de esta inercia agonizo entre tus astillados brazos... tu daga afilada va mutilandome centímetro a centímetro ...mi vientre se desangra... Sonríes victorioso una vez más...Asesino de sueños oscureces mi cielo, diluyés mi luna plateada...intento gritar pero tu aspera boca atrapa mis labios ...lloró sin llanto mi muerte...me dejo caer... Cierro los ojos .... ganastes otra vez!

3 comments:

Javier Herque said...

Puede…pero la victoria total se alcanza en la última batalla y entonces puede que el cristal sea duro diamante.

Ahora…leerte hace que ese “again” suene a hoja caduca…a próxima cita con tu mirada convertida en ave fénix.

Un beso.

lala said...

y decimos que siempre hay algo de placer en el dolor ;)

Junio said...

no debería haber boca capaz de pronunciar la palabra victoria cuando enfrente el alma sangra, como ganando sin ganar, y como perdiendo todo; incluso las cadenas.